jueves, 27 de noviembre de 2008

Vida y Pensamientos De Una Mujer

Ser mujer, sigue siendo duro, la sociedad aun avanza lentamente en este aspecto.
Tenemos que demostrar diariamente nuestra valía laboral, ocupamos el mismo puesto, dedicamos el mismo esfuerzo, las mismas horas... y aun así, nuestro salario es menor al del hombre.

Intentamos sobrevivir al igual que ellos lo hacen, con la única diferencia de querer hacerlo por nosotras mismas.
Algunos hombres no llevan bien que una mujer sea independiente, liberal y activa emocional y laboralmente.

Durante toda la vida, el hombre ha tenido la autoridad, digo autoridad, que no es lo mismo que "capacidad" , de hacer y deshacer a su antojo, es “normal”, que ahora, se lancen las manos a la cabeza y nos tachen de querer quitarles "su sitio".
Tenemos la peor parte, ser mujer, madre y profesional requiere de mucho esfuerzo.
Es vomitivo oír cuando le dicen a una mujer "Oye, ¡que se te va a pasar el arroz!" ¡¡¡Dios!!!!
No tenemos porqué tener el instinto materno, solo por ser mujeres.
No tenemos que ser tiernas y sensibles, podemos tener carácter y decisión.

Creo...que damos miedo.

Nuestro avance no solo ha sido emocional, cultural y social, también lo hemos hecho sexualmente.
He llegado a la conclusión, de que algunos hombres no están preparados para según qué tipo de mujeres.

¿Damos miedo? ¿En serio?

Solo soy una mujer, una mujer que sobrevive sin una presencia masculina.
No me ando por las ramas, si hay algo que me importa, voy a por ello, así, sin paracaídas, sin red. Por el hecho de ser mujer, no tengo que ser más sensible o más débil, sé lo que no quiero, y no quiero tener que arrepentirme en un futuro, de no haber hecho algo que deseaba hacer y no hice por miedo, o no haber dicho lo que necesitaba decir en el momento que necesitaba decirlo, no busco el permiso o la aprobación de nadie, no la necesito.

No podría dañar a otros, pero lucho por lo que quiero con uñas y dientes, en el trabajo, en mi familia, en mi vida.

Ser mujer no es fácil.

Aún se quedan a cuadros y nos tachan de frívolas o algo peor, (no solo los hombres)cuando decimos cómo y de qué manera nos gusta ser acariciadas o amadas.
Creo que algunos hombres aun no aceptan el hecho de que una mujer, pueda o sea sexualmente activa, que no se conforme solo con lo que el hombre ofrece. Supongo que para ellos es como perder su virilidad. ¿Una mujer que manda en la cama y fuera de ella? ¡¡¡¡Corramos!!!!

Hemos avanzado mucho, si, es cierto, pero con este paso, no solo continuamos con las obligaciones impuestas por el hecho de nacer mujer, también tenemos que ser buenas profesionalmente, rendir fuera y dentro de casa:

-En casa somos administrativas, enfermeras, canguros, profesoras de primaria o secundaria (depende de las edades de los hijos) limpiadoras, chapuzas, pintoras, cocineras...etc.

-En el trabajo, somos profesionales, hacemos horas extras, entregamos el máximo y cuando al final del día cruzamos la puerta del trabajo, respiramos y pensamos...Bueno, ahora llega la quinta jornada laboral, la última¡¡¡

Explicación de las cinco jornadas (en algunos casos...incluso seis):

La primera jornada: hora de levantarte, ducharte, maquillarte y peinarte un poco, dejar la comida casi lista, camas hechas y si puedes...lavadora.
La segunda jornada empieza fuera de casa, cuatro horas sin parar, con múltiples y varias actividades dependiendo de la profesión que ejerzas.
La tercera: Vuelta a casa, para en la panadería, calienta o termina el almuerzo que empezaste por la mañana, mientras se termina de hacer, tiende la lavadora que dejaste puesta, prepara una ensalada y...a zampar rápidamente, retira los platos y barre la cocina, si te da tiempo...tomate un café, no, no te da tiempo.
La cuarta: Vuelve al trabajo, otras cuatro horas más, vuelve a ser profesional, olvídate de lo que harás de cena o de que te has dejado tendida la ropa y está lloviendo.
La quinta:Sales por fin, es de noche, de camino a casa vas pensando en los detalles laborales que empezarás al día siguiente (este espacio de casa al trabajo y viceversa...viene bien, si sales a tu hora claro.)
Llegas a casa, ponte con la cena, prepara el lavavajillas, mete la ropa que está húmeda dentro de casa para que no se moje más aun. Ahora, piensa que pondrás mañana para almorzar, abre el frigo y apunta lo que falta para poder comprarlo el fin de semana...permitidme que no siga relatando más datos, lo siento pero...es que estoy agotada solo de leerlo.
Por fin es fin de semana, pero no para ti, levántate pronto porque has de ir al supermercado y si vas muy tarde hay mucha cola, haz la compra y cuando llegues a casa guárdalo todo y ponte a limpiar toda la casa, y toda…es toda, prepara algunos tapper de comida para congelar y poder sacar durante la semana. Deja la plancha para el domingo, por dios.

Y llega el...sábado por la noche,¿ tienes ganas de salir? Noooooooooooo, quieres tumbarte en la cama y que alguien, cualquiera, te haga un masaje de pies a cabeza, pero tienes a tus amigas y amigos que te llaman e insisten y tu, claro, has de complacerles...En fin, que o bien sales, o decides no hacerlo y quedarte en casa comiendo palomitas y viendo películas absurdas de amores ridículos o comedias que lo que menos hacen es hacerte sonreír.
No, no voy a mantenerme pasiva ante una vida que he de vivir, voy a seguir asumiendo las responsabilidades que he adquirido.

Voy a sentir, como ha de sentir una mujer, voy a decir lo que siento independientemente de la respuesta que obtenga, no necesito ser hombre, para afrontar la vida, porque la naturaleza no me ha dotado de dos testículos, sino de dos ovarios, y eso...es mi mayor orgullo.


P.D: He de felicitar a los hombres que son, no solo independientes, sino que también son padres, que ejercen de igual manera que lo hacemos nosotras fuera y dentro de casa. Enhorabuena¡¡

4 comentarios:

Tu blogamigo de verdad dijo...

Todo será normalidad...el día que no tengamos que hablar de igualdad, de equiparación social y salarial.
Todo será normalidad el día que sea todo tan normal que no merezca la pena hablar de ello.

Te admiro como mujer y como persona.
La lucha es imprescindible para conseguir la libertad.

brujita dijo...

yo intento ser lo más igualitaria que puedo, se que en éste mundo la mujer se llevó la parte más difícil...suelo decir que Dios tiene que ser hombre...solo así pudo hacer un reparto tan desigual.
Pero tambien tengo que añadir que hay hombres válidos y desastres exactamente igual que con las mujeres sucede...

Mariposa_de_papel dijo...

Me gustó mucho el texto. Es cierto, ser mujer es muy difícil, requiere de esfuerzo, pero las satisfacciones posteriores nos llenan de alegría, y el final es maravilloso,

Saludos!

YO SIN ANTIFAZ dijo...

Gracias por la parte que me toca y felicidades por lo que has escrito.

Pd:
Masajes de pies a cabeza queremos todos los que llegamos al fin de semana, o a mitad jejeje.

Un beso, Manu.


Quita la moderacion de comentarios que es un coñazo mujer, vamos, las letritas esas que hay q poner para publicar

ggrr

:)