lunes, 20 de octubre de 2008

¡Adelante!




Recuerdo perfectamente, el día que me "regalaste" este tema, me dejó sin aliento, durante unos segundos.

Hoy, has vuelto a hacerlo...

Recoge los trozos y únelos, porque todo lo que forma parte de ti, merece la pena.
Ordena tu vida si es lo que necesitas, me gustaría estar ahí, en silencio...sintiéndome orgullosa de lo que consigues, quiero formar parte del desorden que genera volver al orden, déjame ver y sentir ese cambio en ti.

Deja de...pensarme y de echarme "tremendamente de menos", porque sabes, siempre lo has sabido...que estoy ahí, contigo.

Por una vez, mi cielo...piensa en ti.

Besos...todos.